Isabel Pantoja Vende Cantora: Disponemos Todos Los Detalles Y Kiko No Lo Puso Fácil

Antonio Trujillo, abogado y dueño de un holding de compañías establecidas en Marbella dedicadas a la inversión inmobiliaria mediante la adquisición de activos a compañías y particulares en quiebra, tiene la llave de la nueva vida de Isabel Pantoja. Tras refinanciar Pantomar S.L., haciéndose con sus activos y sus deudas, el empresario malagueño ha salvado de su situación de insolvencia a la compañía mucho más longeva de la cantante a cambio de parte de su patrimonio. La operación se realiza en el más riguroso hermetismo y también implica la adquisición del otro ático de Fuengirola, que está a nombre de Pantomar S.L., y Cantora, la finca cuya titularidad comparten Isabel Pantoja y su hijo Kiko. Según la información que manejamos, Isabel ahora ha llegado a un convenio con el empresario inmobiliario al tiempo que la negociación con Kiko Rivera va por otra vía. El DJ ha hecho público que con él no se han puesto en contacto ni su madre ni absolutamente nadie para obtener su porcentaje de la célebre finca. Cantora está ubicada entre Medina Sidonia y Vejer, en la conocida como Ruta del Toro, dentro del sendero de los pueblos blancos del Sur.

Esto hace que sea una finca perfecto para disfrutar de un reposo en verano, como lo hacía la Pantoja en las zonas de descanso exteriores donde pasaba algunos de los días radiantes en la piscina de enormes dimensiones. Es por eso que, para adquirirla, invirtió sus ahorros en sus más de 500 hectáreas y los 2.000 metros construidos sobre los que estamos con un enorme paraje y una pasmante casa, que es la que preside la finca en todo instante. «Isabel y yo nos encontramos condenados a entendernos», ha dicho Antonio Trujillo tras saber que la vivienda que se había adjudicado era de la tonadillera. «Mi postura es tender puentes», aseguró, dejando clara su intención de ponerse según con Isabel para obtener la otra parte del ático. El empresario no dudó en contactar de forma directa con la artista y, de ese acercamiento, brotó la oportunidad de comprar otras propiedades, entre ellas, la finca Cantora, que fué su hogar en las últimas décadas. Para situar a nuestros lectores, Cantora consta de 500 hectáreas, situadas entre Medina Sidonia y Vejer, en Cádiz, de ellas, 2.000 metros cuadrados construidos, un cortijo en el que la cantaora ha vivido a lo largo de 4 décadas.

Manuel Díaz, Tras El Reencuentro Con Su Padre: La Herencia A La Que …

La Pantoja se negó de manera sistemática a lo largo de años a desprenderse de la propiedad, aun logró oídos sordos a su hijo, que había contactado con un grupo inversor que tenía planeado montar en la finca modernos molinos de energía eólica. Otro de los rumores apunta a que Kiko daría el visto bueno en venta, solamente si el cliente asume estas deudas. No desea que se perpetúen en el tiempo, porque él se desliga completamente de las proporciones que debe su madre. En múltiples ocasiones, Kiko Rivera ha planteado la posibilidad de vender el inmueble para llevar a cabo en frente de sus propias deudas y desvincularse de su madre. Sin embargo, como no consiguió que le adquieran su parte, el viable desahucio al que se enfrenta Isabel Pantoja, que se podría generar este jueves,también afectaría a su hijo.

Pero, ¿cuáles fueron esos rincones de los que ha disfrutado la artista a lo largo de tanto años? Parece ser que, en este momento, sería el instante en el que la tonadillera tendría que decir ‘adiós’ a su hogar, ya que la casa está en venta y es posible que ahora haya encontrado a un cliente. Si hubo algo que ha traído de cabeza, en los últimos tiempos, a Isabel Pantoja -aparte de la enemistad con sus hijos- fué la venta de su casa, Cantora.

Los Rincones De Cantora: La Casa Soñada De Paquirri Que Isabel Pantoja Ha Convertido En Su \’búnker\’

Este es un sitio muy empleado para mirar los atardeceres que son todo un espectáculo en esta ciudad.

donde esta cantora la finca de isabel pantoja

La muerte de su madre y el distanciamiento de sus hijos, especialmente de Kiko, le hicieron replantearse su estilo de vida. Y eso supone vender Cantora, erradicando el origen del pleito con su hijo y los elevados gastos que implica sostener el campo. Esta propiedad situada entre Medina Sidonia y Vejer de la Frontera, en la conocida ruta del toro, consta de 500 hectáreas de terreno y una vivienda con 2.000 metros cuadrados construidos en la que la artista pasa la mayor parte de su tiempo. Una vivienda con infinidad de habitaciones que, si bien ahora es su mayor pesadilla, fue un hogar para Kiko durante infinidad de tiempo. La finca tiene otras comodidades como un extenso sauna, un salón de juego con gimnasio, sauna, una bodega, un trastero, caballerizas y garajes. Además, tiene hasta una plaza de tientas de reses de 810 metros cuadrados y múltiples áreas de trabajo.

Aun se deja entrever que el empresario que quiere hacerse con la propiedad podría haber concretado una oferta de prácticamente 5 millones de euros, cantidad que parece excesiva, aunque se integre en el negocio el ático que todavía mantiene Isabel Pantoja en Fuengirola. Cantora es la finca que Isabel Pantoja posee en Cádiz como herencia de su marido, Francisco Rivera, Paquirri. Está situada entre Medina Sidonia y Vejer, en la conocida como ruta del toro, dentro del camino de los pueblos blancos del Sur. La frágil situación económica y familiar que afecta a la emblemática finca que heredó de Francisco Rivera ha sido el detonante para que la artista se proponga liberarse de su propiedad más querida.

donde esta cantora la finca de isabel pantoja

El almacenamiento o acceso técnico es necesario para la intención legítima de guardar preferencias no solicitadas por el abonado o usuario. La extensión de la finca y los detalles de decoración son ciertas cosas que hicieron que esta propiedad sea valorada en múltiples millones de euros, aparte de que su valor se eleva siendo entre los bienes de la herencia Pantoja. Por otro lado, el interior de la propiedad tiene un estilo con un aire un tanto clásico. Los colores sobrios predominan y el suelo es de cerámica, las ventanas posees visillos, hay travesaños con apariencia de arco. Además, las paredes están llenas de fotografías y su aspecto generalmente es distinguido y elegante.

Isabel Pantoja: De Este Modo Prosigue La Enigmática Venta De Cantora

Por tanto, el DJ le ha pedido a su madre vender la finca a fin de que ambos puedan hacer en frente de sus deudas con Hacienda. Aparte de habitaciones, la vivienda también cuenta con varios salones, cuartos de baño, un salón de juego con gimnasio, una sauna, bodega, trastero, piscina, caballerizas, garajes, áreas de trabajo y una plaza de tientas. Todo ello está decorado con diferentes motivos taurinos, en los que se refleja que la tonadillera todavía no pudo olvidar a su marido.